Barandillas de hierro en escalera

Si son de hierro y están oxidadas, lo que suele ser normal, se lijan suavemente para quitar el óxido, eliminando el polvillo que queda con un cepillo o un trapo. Después se les da una mano de minio para protegerlas de la humedad y, por último, se pintan en el color elegido con pintura para exteriores. A las barandillas de hierro también se les puede frotar con petróleo que, además de ser un buen protector, es, además, fungicida. Si la barandilla es de aluminio se le pasa primero un paño humedecido en agua para quitarles el polvo y luego otro paño con agua y detergente amoniacado para dejarlas relucientes pasándoles luego un trapo seco para que no queden restos de agua.

Esta entrada fue publicada en Escaleras y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>