Cortinas romanas para dormitorio

Las cortinas romanas, de líneas rectas, poseen varillas separadas a espacios regulares. Se accionan con cordones que permiten plegarlas en forma vertical. Si están confeccionadas en géneros livianos, conviene forrarlas para darles mayor peso. Pueden terminarse con un barral fino, pasamanería o guarda en tela contrastante. Una opción diferente y bien informal es no colocar varillas y recogerlas mediante cintas con nudos formando pliegues mucho más suaves.

Esta entrada fue publicada en Cortinas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>