Luz natural en la cocina

Luz natural en la cocina

Para resolver estos problemas se decidió sacrificar la entrada, tipo pasillo, y achicar la cocina, mal distribuida y carente de luz natural, para asi conseguir un salón rectangular donde se pudieran mantener separados el rincón de tertulia del de comer. Como todas las habitaciones estaban comunicadas entre sí, se le dio un tratamiento común; las paredes se pintaron de blanco, incluidas las puertas y la carpintería, y en cada ambiente se utilizaron idénticas tapicerías. Así. se evitaron cambios bruscos y se consiguió un conjunto uniforme.

Esta entrada fue publicada en Diseño de cocina y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>