Higiene eficaz en piscinas

Higiene eficaz en piscinas

Un tercer tipo de tratamiento es la Electrólisis Salina: un sistema con auto-limpieza electrónica basado en un concepto diferente de la desinfección. La Electrólisis Salina consiste en la obtención del cloro a partir de la sal común disuelta en el agua Para su funcionamiento se necesita sal común y el dorador salino -microprocesador y electrodos-, que por la aplicación de una corriente eléctrica de baja tensión sobre unos electrodos generan cloro al separar la molécula de la sal (NaCI), en Sodio (Na) y Cloro (Cl). En el agua sólo percibe una ligera concentración de sal que no resulta molesta, pues se trata de una disolución isotónica parecida a la concentración de la lágrima humana. Su mantenimiento no es nada complicado pues la dosificación es automática, sólo hay que preocuparse de renovar las existencias de sal.

Un cuarto tratamiento eficaz para el mantenimiento del agua es el método por oxígeno activo, que no tiene los efectos negativos del cloro (como pueden ser olor, sabor, irritaciones), por lo que resulta muy útil si se tiene alergia al cloro, y es compatible con éste cuando es necesario. Y por último, (en la enumeración, no en el mercado) está el Bromo (Dimetilhindantonía), que son tabletas compuestas con aproximadamente un 60% de Bromo y un 30% de Cloro.

Esta entrada fue publicada en Jardines y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>