Tratar el agua químicamente

Tratar el agua químicamente

Conservar el agua de la piscina cristalina y limpia, y con el suficiente nivel de calidad y seguridad para la salud, depende en gran medida del tratamiento químico al que la sometamos. Se parte de la base de que el vaso de la piscina , de mayor o menor volumen, contiene una gran cantidad de agua que está expuesta a la proliferación de algas y bacterias, incrustaciones calcáreas, grasas, sólidos externos, polen.

Pero estos agentes no son lo único que debe controlar un correcto tratamiento químico del agua, puesto que también debe contemplar el grado de acidez del agua, su grado de desinfección y poder desinfectante, grado de alcalinidad, grado de dureza -calcio más magnesio-; ofrecer una prevención algicida y la medición del contenido de ácido cianúrico, que se revisa cuando se emplean compuestos estabilizadores de cloro.

Esta entrada fue publicada en Jardines y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>